10 abril 2013

Sistema eléctrico eficiente, una deuda de la revolución

El gobierno militarizó plantas eléctricas. (Foto César Pérez)

Sí existe una debilidad en los servicios públicos sin duda el Sistema Eléctrico Nacional y las constantes irregularidades que presenta es una de las más importantes. Fallas en las plantas, errores humanos, animales, saboteos se argumentan como la causa que han generado malestar por los apagones frecuentes y que Hugo Chávez intentó muchas veces solucionar.

Más de 50 mil millones de dólares se gastaron durante la última década para mejorar el sistema eléctrico, con diversos planes que vieron la luz, pero pocos que realmente hayan hecho crecer al sector, que permitieran mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.

El presidente encargado Nicolás Maduro prometió que de ganar las elecciones del domingo, entre sus primeras acciones de gobierno estaría la creación de la Gran Misión Eléctrica Venezuela, un anuncio que más allá de su nombre, carece de los detalles para su rápida implementación y desarrollo. Una idea dudosa sobre si es iniciativa propia o la continuidad a las políticas de Chávez, que tampoco resolvieron el problema.

Los recursos destinados al área eléctrica han sido los mayores que cualquier gobierno haya invertido. Aun así dependemos de plantas creadas en gestiones anteriores, matizó José Manuel Aller, analista eléctrico y profesor de la Universidad Simón Bolívar.

Muchas son las variables para determinar los cálculos de producción en las plantas eléctricas, pero a grandes rasgos se traduce en que la demanda nacional es de 17 mil megavatios, los mismos desde 2008, pero la capacidad de respuesta es escasa, pese a contar con más de 30 mil megavatios instalados en todo el país.

¿Por qué existen apagones, si la capacidad es mayor a la demanda?. El analista describe que se debe a la falta de mantenimiento adecuado y a errores de inversión en determinadas áreas concretas: la mayoría de los recursos se han gastado en equipos que no hacen falta, en lugar de mejorar el sistema de distribución.

Propuestas por la campaña

Durante el mandato de Chávez se elaboraron planes para contrarrestar los constantes apagones. En 2010 se creó un Fondo Eléctrico Nacional con recursos de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), que serían destinados a proyectos de generación y distribución eléctrica, operación y mantenimiento. En 2011 se implementó el Programa Nacional de Rehabilitación Eléctrica. También hubo un plan de intercambio de bombillos ahorradores y múltiples cuñas de publicidad para crear conciencia en la población.

La propuesta de Maduro se debe más a un tema de campaña política para hacer creer a los electores que solucionará un problema tabú para el gobierno, opinó Eduardo Páez, vicepresidente de la Comisión Eléctrica de Fedecámaras.

El analista consideró que el mayor error es que se sigue considerando la problemática como un tema político, en lugar de profesionalizar el sector, con planificación y descentralización, para que Corpoelec deje de actuar como un brazo del PSUV y ejerza como una compañía de servicio público, que debe cobrar adecuadamente para ser rentable, sin llegar a los abusos por medio del control y la gerencia.

La responsabilidad del gobierno es ineludible. Al no haber respuestas oportunas se genera el debate en torno al saboteo, que cobra más fuerza durante las épocas electorales y con las supuestas capturas de personas que intentan desprestigiar al gobierno por medio de acciones desestabilizadoras.

De la Gran Misión Eléctrica anunciada por Maduro solo se sabe que con la ayuda de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana se reforzarán las plantas termoeléctricas e hidroeléctricas en todo el país, acción que también en su momento realizó Chávez, pero se desconoce qué acción distinta se ejercerá para mantener y mejorar las líneas de transmisión y distribución, así como el funcionamiento de las estaciones y subestaciones.

Acciones a futuro

Tanto José Manuel Aller como Eduardo Páez reconocieron que las interrupciones del servicio en las regiones podrían ser todavía más frecuentes, para aliviar las plantas en beneficio de grandes ciudades y sobre todo de Caracas. En estas fechas se propaga el calor, lo que repercute en el aumento del uso de aires acondicionados. Una época de sequía prevé que eleve la demanda de megavatios de 17 mil a 19 mil, con un punto máximo previsto para septiembre, que en caso de no tomar las previsiones adecuadas, puede llevar a más apagones por parte del sector gubernamental. Los recursos están y un plan de emergencia eléctrica ha estado en el tapete durante los últimos cinco años, basta con destinarlos a las áreas adecuadas para que se inviertan correctamente y mejore la calidad de vida. El propio Chávez aseguró en reiteradas ocasiones que el tema de la electricidad era una de las deudas de la Revolución.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.