02 junio 2013

Vinotinto Sub 17: Unidad, trabajo en equipo y motivación para triunfar

Los jóvenes destacaron la importancia de la labor en equipo. (Foto El Carabobeño)

Oriana Rodríguez | orodriguez@el-carabobeno.com

¿Sus fortalezas? La preparación física y mental, el trabajo en equipo, la unidad, convicción y constancia. Así las definen cuatro carabobeños que participaron en esa gesta: Enmis Rodríguez, Juan Tineo, Pedro Ramos y Daniel Osío, integrantes de la selección venezolana de fútbol Sub 17. "Todo estuvo amalgamado por la motivación -dicen con alborozo- sin la cual no hubiese sido posible la hazaña histórica: clasificar al Mundial y además, quedar como subcampeones del Sudamericano Sub 17. Tras empatar 1-1 ante Argentina, la selección anfitriona del campeonato". Así la Vinotinto celebró su medalla de plata como si fuera de oro.

Destacan por sobre todo, la importancia de la labor en equipo, toda engranada hacia el mismo objetivo. Los 23 jóvenes de la selección venezolana de fútbol Sub 17, directivos, coordinadores, asistentes, preparador físico, médico. "No todo fue entrenamiento físico, también la preparación mental fue fundamental para alcanzar esta anhelada meta". Visualización, visualización y más visualización otra de las claves para que estos muchachos buscaran lo que ya les pertenecía desde antes de empezar el campeonato: Su pase al Mundial en Emiratos Árabes.

Visualización, clave del éxito

Enfocarse en el cupo al Mundial, no desviarse de la meta, confianza y visualización son las características que estos jóvenes resaltan como claves de éxito. "Para guiarnos en la meta, el coach y motivador Jeremías Álvarez nos recordaba constantemente que 'ser ganador' no es una meta sino actitud". Su papel, admite Alvárez, fue solamente ayudarlos a visualizar la meta, internalizarla y a canalizar las emociones.

-Él estuvo ahí para enseñarnos a controlar las emociones e impedir que nos desviáramos de nuestros objetivos”, asegura el portero del Carabobo Fútbol Club, Enmis Rodríguez, sobre el rol del coach y motivador. El joven asegura que lo mental fue la clave de la selección y que tener a Álvarez allí, en las buenas y en las malas, fue crucial.

“Es más fácil manejar el fracaso que el éxito, ya que en la adversidad te fortaleces, reflexionas sobres las acciones y creces, en cambio con el éxito piensas que no necesitas ayuda y crees que te las sabes todas”, explica el coach, quien una de sus frases reforzadoras hacia los jóvenes era: “nos fortalecemos en la adversidad”.

Lo que más los motivaba eran los videos que les colocaba Álvarez sobre la clasificación de la selección Sub 20 al Mundial en Egipto en el año 2009, comenta Juan Tineo. “Nos emocionaba mucho observar la celebración del triunfo y, en los camerinos, brincando y saltando. Pero también el entrenamiento", recuerda el lateral del Atlético Venezuela.

-La clasificación al Mundial se alcanzó -aseguró el coach y motivador- porque estaban convencidos que podían lograrlo, ya que desde el primer módulo de preparación se les dijo que irían al Mundial y que uno de esos cupos ya era del equipo venezolano, solo tenían que visualizarlo e internalizarlo. Nos valimos del reforzamiento de la identidad vinotinto y del orgullo que significa representar a Venezuela en el exterior, expresó.

Desde el principio, les hizo entender a estos 23 guerreros -como Álvarez los llama- que no hay ningún rival que no se pueda vencer y que estaban preparados. Reflejo de esta gallardía es que de 9 partidos solo perdieron uno, logrando 7 juegos invictos. “Mi responsabilidad fue trabajar la parte mental y gracias a Dios, brindó sus frutos. Y eso no se logra solo con charlas, sino con eventos”, asegura el motivador.

Pedro Ramos dice que su visión siempre fue la de ir al Mundial. “Todos jugábamos a ganar. Estábamos muy confiados en nosotros, en nuestra preparación y en nuestro trabajo”, dice el portero del Caracas Fútbol Club. Para Diego Osío, la clave fue la convicción que desde los inicios de los entrenamientos les reforzaron.

Trabajar en una meta común

Además de la motivación y la visualización de un objetivo, los 23 jugadores tuvieron que someterse a un extenso y estricto entrenamiento que constaba de 10 módulos, que comprendieron 10 meses. En este período que pasaron juntos, lograron formar una familia vinotinto, una amistad y un vínculo de unión, dentro y fuera de la cancha, que los llevaba a remar hacia una misma meta. “Durante el entrenamiento estuvimos más tiempo en la selección que en nuestra casa. Así se hizo el grupo más compacto”, sostuvo Diego Osío.

Enmis Rodríguez admite que en las primeras de cambio fue un poco complicado: Unir 23 caracteres distintos para conformar un grupo, pero aprendimos entre todos a manejar nuestras diferencias. “Fue un placer y honor para todos nosotros concretarnos como equipo y sacar al país adelante. Valores como la fe en Dios, la humildad y la confianza ayudó a lograr los objetivos".

Para Álvarez es más fácil hacer el trabajo de motivación con anticipación, ya que durante los 10 meses de entrenamientos se va tejiendo una camaradería y un vínculo que hace más fácil el trabajo en equipo. “O alimentas tu ego o alimentas a tu familia. Más importante es el equipo que gana campeonatos, al jugador que juega para elevar su ego”, les decía a los muchachos.

Desterrada la subestimación

Todos reconocen que la preparación tanto física como mental del equipo vinotinto es muy elevada, convirtiéndose en una de las selecciones mejor preparada en la contienda.

Juan Tineo recuerda que en la primera fase del campeonato, las estimaciones indicaban que Venezuela y Ecuador serían las primeras en caer. “Mientras más nos subestimaban, más fuerte era el golpe de nosotros. Decíamos: que nos sigan subestimando y nosotros les vamos a seguir respondiendo de la mejor manera para que vean que en Venezuela sí hay fútbol”.

Pedro Ramos dice que no cree en rivales. “No estábamos intimidados porque para nosotros solo son colores. Somos todos de la misma edad, 11 contra 11”. Estaban preparados para lograr un objetivo y eso fue lo que sucedió. “Ya no hay rival que sea más fuerte, nosotros hicimos nuestro juego y nuestro propio triunfo, ya la gente nos está empezando a respetar”, sentenció Tineo.

Enmis Rodríguez, con emoción expresó su confianza en el equipo y en el desempeño de la selección, por lo que asegura que no irán a pasear a Emiratos Árabes en junio, sino a cumplir un objetivo: Darle a Venezuela, por primera vez en la historia, el título de campeón del mundo.

Dudamel, el líder

Álvarez cita a John Maxwell, “todo se cae o se levanta por el liderazgo”, para resaltar el papel del director técnico Rafael Dudamel. “Fue el líder clave de este proyecto”, admite el coach, quien da todo el crédito de la meta lograda a los muchachos y a su DT. Para Ramos, su director técnico le transmite respeto y admiración. Mientras que Juan Tineo lo describe como una persona excelente. “Uno tenía un problema familiar y él te llamaba y hablaba contigo. A veces tú tienes tus problemas y no le dices nada a nadie y él ya se enteraba, entonces te llamaba aparte y te hablaba. Era como nuestro padre”. Osío expresó con convicción que como líder de la selección no lo pudo haber hecho mejor, "se fijó en cosas que otros entrenadores venezolanos no se habían fijado antes”.

Ejemplo para el país

El motivador de la sub 17 sentencia que los principios para lograr cualquier meta en la vida son los mismos, lo que cambian son los contextos de las metas que se quiere alcanzar. “Cuando se deja de lado el ego y las personas comienzan a remar en un solo sentido común, trabajando en equipo y ayudando a los demás, se puede lograr cualquier objetivo. Los fracasos siempre sirven para reflexionar y buscar fortalecerse en la adversidad".

La experiencia de estos 23 jóvenes luchadores nos enseña una lección muy importante a todos los venezolanos, la de trabajar en equipo, mentalizarse en una meta y tener un horizonte fijo para así poder sacar a Venezuela adelante.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.